La oposición no hace política

Imágenes integradas 1

"Hacer política" es tratar de convencer al otro de tus puntos de vista. Para eso, se pueden usar los agumentos que hagan falta. El Gobierno usa todos: la razón, la ideología, la caja, las denuncias cruzadas, la obra pública, las propuestas de candidaturas, embajadas, cargos públicos…

Hace unos días discutía con un amigo sobre cuál es la verdadera función de un diputado o un senador. Él se quejaba de que El Cuervo Larroque estuviera en La Plata con remeras de La Cámpora, haciendo "tareas solidarias", en lugar de estar en su despacho pensando qué ley sacar para que el problema de fondo se resolviera. En síntesis, él me decía (con razon) que sus "tareas solidarias" las pagábamos todos porque las estaba haciendo en su horario de laburo.

Más allá de que coincido con que el Cuervo no estaba ahí por "solidaridad", intenté explicarle que el laburo de un diputado o senador no es legislar (solamente) sino fundamentalmente hacer política. No es escribir el mejor proyecto de ley, técnicamente hablando, si no hacer que sus ideas lleguen a la práctica de la mejor manera posible. Pero en general, cuando digo que a los legisladores les pagamos para "hacer política" todos me putean y la discusión se termina. No es simpático decir que le pagamos mucha plata a 325 tipos sólo para que hagan política.

La oposición se olvidó de "Hacer política" y se limitan a comentar la realidad como si fueran periodistas. La votación de este miércoles en Diputados sería un buen momento para que la oposición logre una victoria parlamentaria. Los números no están tan lejos.

La oposición simplemente va a los medios a decir "qué barbaridad", pero no hace nada para tratar de cambiar las posturas de aquellos que dudan. Recién ahora una ONG salió a juntar firmas para que algunos legisladores cambien su voto. En el medio aparecen dudas sobre algunos radicales y diputados de centro izquierda que podrían votar con el oficialismo o "sentirse mal" justo ese día. El Gobierno tiene los recursos (económicos e ideológicos) para hacerlo. ¿Qué hace la oposición para contrarestarlo?

El Gobierno hace política todo el tiempo y por eso gana aún en los peores momentos. Esta oposición sin líderes, sin ideas, con gestos de resignación, todos peleados con todos, avanza derecho a una derrota que sabe segura. Esta oposición es funcional al Gobierno.

Así vio Telam las marchas

Para la agencia estatal de noticias, la organizadora de todo esto fue Patricia Bullrich. ¿No será mucho? ¿O será que Pato va a ser nuestra próxima presidenta?

"Con cacerolas y carteles, se concentraron en la Plaza de Mayo. La convocatoria se organizó a través de redes sociales como Twitter y Facebook y contó con las adhesiones de distintos políticos opositores.

Grupos de personas se concentraron esta noche en la Plaza de Mayo convocados a través de las redes sociales y por dirigentes opositores al gobierno nacional, entre los que se encontraba la diputada nacional Patricia Bullrich (Unión por Todos), cuyo partido aportó una de las camionetas que se utilizó para ordenar la movilización."

Confieso que he pecado

Probé marihuana, pasé semáforos en rojo, estacioné donde no se debía, superé la velocidad máxima, contraté servicios sin pedir factura y pedí en un local que me vendieran una computadora en negro para ganar el IVA. De chiquito me robé caramelos del kiosco de la esquina de mi escuela y hasta los 14 usé guardapolvo haciéndome pasar por estudiante primario para zafar de pagar el bondi. Voy a comprar dólares en el mercado informal, salvo que alguien me garantice otra forma de ahorrar.

Y mis amigos y familiares, ¡Mamita! Gente que consume drogas duras, una que abortó a los 18 años, otro que va de Buenos Aires a Mar del Plata en 2 horas y media (“de noche y sin tráfico”), uno que tiene a la empleada doméstica en negro, otro que tiene un local y vende sin factura…

Desde este miércoles. Todos nosotros (amigos, familiares y yo) no tenemos más derecho a opinar de nada. Estamos todos fuera de la ley. Seguramente, vos tampoco vas a poder hablar.

El miércoles por cadena nacional Cristina contó que mandó a investigar a una inmobiliaria que se había quejado porque su comercio no anda bien. Dos días después le suspendieron las actividades, porque detectaron que el dueño no estaba presentando sus declaraciones juradas. La medida no fue contra todas las inmobiliarias que están en falta; fue contra la que habló y cinco días después de que lo haga.

Todo el peso del Estado cayendo sobre los hombros del que piensa distinto, del que opina, del que cuenta algo que al Estado no le gusta. En un país en que cada vez menos gente habla y opina. No estamos en una dictadura. Pero cada vez hay signos más preocupantes.

Cáncer de tiroides

Mi vieja tuvo cáncer de tiroides. Enterarse de la noticia fue una cagada, especialmente cuando uno no sabe de qué se trata esa enfermedad. Frente a la primera noticia, es un cáncer. Después, con los meses y años, uno se entera de que de todos los cáncer es el más leve. Y que es de los pocos (o el único, no lo sé) que no se cura con quimioterapia.

Me volví de las vacaciones, pensé que se moría, que la cosa era irremediable. Aprendí que la cirugía le podía arruinar las cuerdas vocales y que le iba a hacer pelota algunos nervios. La cosa encima estaba más complicada porque en la prepaga le retacearon durante seis meses algunos estudios por falta de turnos médicos. El cáncer, entonces, avanzó más de lo que debía. Por suerte no fue tan grave.

La operación fue muy larga. Tenía que durar tres horas. Entró al quirófano a las 15.30 y salió pasadas las 21, es decir casi seis. En el medio, como siempre en estos casos, los médicos no daban información. Cuando salió nos enteramos que todo estaba muy avanzado y que hubo que cortar más de lo previsto.

El post-operatorio fue espeso. Cómo en la operación sacan la glándula de la tiroides (y no se puede tomar el T-4 que suple esa función), los pacientes están de mal humor y cansados… Y en el medio no se sabe cómo va a seguir el asunto.

El tratamiento terminaba -al menos en una primera etapa- con una sesión de rayos. Durante ese tiempo, mi vieja tenía que estar semi-aislada: no podíamos compartir el baño, ni la cocina, ni podía compartir la habitación con mi viejo. Yo me mudé a lo de mi novia por las noches. Pero como trabajaba en casa era inevitable volver. Ella me avisaba cuando iba a salir de su cuarto para que no nos cruzáramos. Esto fue durante tres días. Ahora, en retrospectiva, tampoco estoy tan seguro de que esas medidas hayan sido necesarias. Los médicos no se ponen muy de acuerdo en este punto.

Después de los rayos, llegaron nuevos estudios. Había que determinar si el cáncer se había expandido. Y eventualmente, hacer una nueva sesión de rayos. Por suerte, en estos seis años no apareció nada raro. Mi vieja está bien.

En este tiempo escuché decenas de casos de personas con cáncer de tiroides. Casi todos, pasan por el mismo proceso que vivió mi familia: la vida se te viene encima, hasta que te das cuenta de que hay cosas peores.

Con la noticia del cáncer de Cristina (¡qué feos los medios oficialistas omitiendo esa palabra!), me vinieron a la cabeza esos recuerdos. Quería compartirlos acá con vos.


¿Cómo será el Congreso 2012?

El kirchnerismo vuelve a dominar la escena y todo indica que volverá a ser “la escribanía” del Poder Ejecutivo.

Por Pablo Winokur (en TN.com.ar)

Entre 2005 y 2009 el Congreso se había ganado el apodo de “la escribanía”: el Poder Ejecutivo mandaba proyectos y el Poder Legislativo sólo los refrendaba sin más discusión y sin cambiar ni una coma. A partir de 2009 todo cambió y el Congreso entró en una etapa de parálisis porque ni oficialismo ni oposición tenían mayorías para imponer sus voluntades. Ahora, el kirchnerismo vuelve a dominar la escena y pareciera que “la escribanía” vuelve a escena.

En apenas unas horas -y casi sin debate- se presentaron los proyectos que Cristina Kirchner pidió para extraordinarias, se conformaron las comisiones, se trataron las propuestas en comisión y se aprobaron en sesión especial: Presupuesto, Emergencia Económica, prórroga de impuestos, Ley de Tierras, cambios al estatuto del peón rural y el proyecto para declarar de interés la producción y distribución de papel para diario.

Todas son iniciativas polémicas que se aprobaron en Diputados sin una sola modificación. Pasaron al Senado y el esquema fue el mismo. Difícilmente los legisladores nuevos que acababan de ingresar puedan aprender los reglamentos de las Cámaras, estudiar los proyectos y aprobarlos en ese tiempo récord.

congreso.jpg

Por responsabilidad de unos u otros (cada uno a su turno) el Congreso fue desnaturalizando su rol. ¿Pero será esta la constante en los próximos dos años? Es imposible saberlo. En 2007 se pensaba que el Gobierno estaría muy cómodo en el Congreso, pero se le complicó cuando apareció la resolución 125.

En 2009 se pensaba que la oposición venía por todo, pero no le fue fácil juntar el quórum para imponer sus leyes. Ni una cosa ni la otra se plasmó luego en la práctica.

¿Qué hará la oposición a partir de marzo? ¿Qué pasará con Binner y sus aliados? ¿Cómo jugarán los aliados de Moyano? ¿Qué pasará con el peronismo disidente? ¿Qué reclamarán los gobernadores? ¿Cómo se portará el kirchnerismo clásico? El próximo Congreso todavía no se conformó.

Lo que se vio en estos días fue apenas una respuesta al resultado de las elecciones de octubre. El Parlamento que llegará en marzo contará con una amplia mayoría oficialista pero no necesariamente se repetirá el esquema que se vio en diciembre.

@piedrapome