Trapito

borrame3

Si no puedes con tu enemigo, únete. La frase habla por sí sola, así que harto de lidear con esos muchachos, decidí hacerme amigo de los trapitos del barrio.

Por si algún desprevenido está leyendo esto, en Buenos Aires denominamos "trapitos" a los flacos que te cuidan el auto en la calle. Es decir, expropian el espacio público, deciden que se puede estacionar en lugares prohibos y que, si no les pagás, no podés estacionar en lugares permitidos. Siempre, por supuesto, cuentan con el aval de algún policía de la zona.

Algunos son más hinchapelotas y autoritarios. Los de mi zona, Almagro, son macanudos. Es más, en general no piden guita para estacionar (al menos a los que somos del barrio), pero ofrecen el servicio de lavado de auto. Cobran 10 pesos y te lo dejan un chiche.

Decía que hace unos cuantos meses decidí hacerme amigo de dos de ellos. Los dos tienen buena onda y son respetuosos. Viven en zona oeste, cerca de Merlo. Todos los días se toman un tren para venir hasta acá y a las 4.30 emprenden el regreso a casa. ¿Cómo es que desde Merlo se vienen a esta cuadra de Almagro? ¿Por qué no ir a una cuadra que esté más cerca? Esas cosas mejor no pregunto. Cada tanto veo a un tipo un poco más viejo que circula por las manzanas y al que ellos miran de reojo mientras charlamos. Supongo que es su jefe o coordinador.

Ahora Lucho, uno de ellos, decidió volver a su país. El es peruano y regresó porque no le gustaba el trabajo de acá. Es decir, cuidar los autos de mi cuadra. Algo loco de todo esto es que ellos lo ven como un trabajo, no ven nada raro en esta informalidad. Y calculo que deben levantar buena guita en esto.

Por lo pronto, Daniel, el que quedó a la vuelta, está en este momento con el auto de mi viejo abierto, limpiándolo. Hace semanas que me insiste que se lo lleve. Hoy se lo traje. Y él quedó en conseguirme el mail de Lucho. Para no perder el contacto, vio…

Anuncios

Un comentario sobre “Trapito

  1. Ei! aquí en Asunción, las cosas son casi igual. Aquí los llamamos “cuidaautos”, como lo que son. Pero, lamentablemente, esta noble tarea se ha visto contaminada por precoces delincuentes que te extorcionan,amenazan, te agreden como si nada. La calle es de ellos. Andan en grupos, seguro que liderados por alguna “mente maestra”. Entre ellos respetan “sus zonas”. En el microcentro ya no existe estacionamiento libre, ni por 30 segundos!. La tarifa va de $ 1 a 3. Y, así nos va…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s