Cambio de hábito

Durante los últimos 10 años trabajé en muchas oficinas, siempre en lapsos de horas, en general sin permanecer mucho tiempo en el mismo lugar. Las aulas de mi escuela secundaria (durante alguna clase aburrida), mi habitación en la casa de mis viejos (foto), el Bar Río a la vuelta de la facu, la redacción de Parlamentario (tres horas diarias, menos los viernes durante cinco años), la Continental de Angel Gallardo y Corrientes, las oficinas de Opinión Sur para algunas reuniones, el Parque Centenario, mi ofi en casa, el Havanna de Corrientes 4555, Bartho cerca del Congreso, la terraza de la casa deshabitada de mi hermana (que tiene pileta), la redacción de Maestría…

Seguramente, seguiré visitando algunos de esos lugares (que fueron variando con el tiempo). Pero ahora, por primera vez voy a estar 9 horas por día en un solo lugar. Raro para alguien que estuvo acostumbrado, durante 10 años, a valorar la libertad por encima de todo. ¿Cuál es el precio de la libertad? ¿Un aguinaldo y el sueldo fijo a fin de mes? En sí mismo, para mí no lo vale. Pero hoy elijo esto por otros motivos ajenos a esa supuesta seguridad.

Será duro, pero creo que vale la pena. Hoy empieza para mí una nueva vida.

Anuncios

2 comentarios sobre “Cambio de hábito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s