Etiqueta: Clarín

¿Hasta qué punto los medios manipulan la información?

Comparto con ustedes una nota que publiqué en Opinión Sur Joven sobre el tema de los medios y la supuesta manipulación. No digo que no existan tendencias, pero muchos análisis descuidan algunos aspectos del trabajo diario en los medios.

Anuncios

¿Todo Negativo? ¿Todo positivo?

Me resultó interesante este artículo del diario El Argentino (o será de Veintitrés, no lo sé)

Me pareció piola por lo contrario a lo que seguramente el autor quiso transmitir. Critica a Clarín y a su supuesta falta de objetividad, pero el argumento hace agua. Veamos:

“Veintitrés relevó todas las noticias publicadas por Clarín en su sección El País, reservada a los temas de política y economía. El relevamiento va desde el viernes 28 de agosto –la edición siguiente a la presentación del proyecto– y el miércoles 2 de septiembre, día de cierre de esta revista. El resultado: de las 131 noticias publicadas en ese periodo, 82 fueron negativas para la gestión de Gobierno, 48 neutras y 1 positiva. A juzgar por la última semana, seis de cada diez informes vinculados a la gestión K son ‘malas noticias’.”

Varias cosas que me parecen interesantes. En primer lugar, este tipo de críticas proviene de intelectuales que siempre se jactaron de decir que “la objetividad no existe”. ¿Por qué se le reclama ahora a Clarín que lo sea?

Segundo. En el medio de una guerra declarada, Clarín ofrece cuatro noticias neutras o positivas y sólo seis negativas. Esto, por supuesto, según los cálculos de la nota citada. Es decir que, aún en pie de guerra, el medio mantiene cierta neutralidad valorativa al ofrecer sus noticias. Insisto: esto no necesariamente me parece bueno, pero desmiente esa idea de que todo lo que transmite Clarín o los medios en general es negativo.

Tercero. En Clarín, un medio hoy “opositor”, se aceptan cuatro noticias neutras o positivas. ¿Cuántas noticias negativas se aceptan en los medios del grupo Spolsky? ¿Cuántas tapas hay deformando noticias como éstas?

Me da vergüenza ajena cómo algunos sectores hablan de pluralismo cuando hacen una manipulación tan burda y elemental de la información.

Fiestas privadas, buena nota

Me gustó mucho esta nota de Clarín de hoy. El título es: "Fiestas privadas: Cada fin de semana reúnen a más de 3.000 jóvenes". Y dice así:

Se organizan en quintas, clubes y casas de Capital y el Conurbano. Se difunden por Internet y tienen cada vez más público. Son legales, pero sólo pueden ser controladas si hay denuncias de vecinos.

Lo interesante, y por eso la menciono en este post, es que toma un fenómeno nuevo que muchos conocíamos (me llegan decenas de invitaciones por semana), pero que hasta ahora no había tomado estado público. No se trató de reciclar una nueva nota sobre la contaminación o el transporte en la Ciudad, sino que hace público un fenómeno subterráneo.

Por supuesto que no es periodismo de investigación, ni se va a ganar el Pullitzer por esto. Pero celebro la mirada.

Claves del quiebre del contrato AFA – TyC

8 claves para entender el problema del fútbol. Me gustó este post de eblog. Me parece que en pocos párrafos explica muy bien de qué se trata todo este kilombo.

Pego la primera pregunta y luego hagan click en el enlace para seguir leyendo

1) ¿Qué pasó? La AFA rompió el contrato con Televisión Satelital Codificada (TSC), la empresa dueña de los derechos de televisación del fútbol, tras 18 años de relación y que la ligaba a la empresa hasta 2014. TSC es propiedad del Grupo Clarín y Torneos y Competencias en partes iguales.
El presidente Julio Grondona se reunión con el gobierno kirchnerista, que a cambio de la ruptura del contrato, se ofrece a pagarle a la AFA $600 millones por año durante 10 años, más del doble de lo que TSC paga por año actualmente ($268 millones).

Lloro Argentina

Estoy muy triste con lo que pasó con el fútbol y la televización. No se trata de “defender a un monopolio”, como definió ayer el kircherista Agustín Rossi.  Nunca se debería haber firmado ese contrato leonino en que se daba la exclusividad de los derechos de televisión a una empresa por 20 años. Fue una locura o un curro, o ambas.

Pero hay varias cosas que me entristecen mucho. Las enumero

  • El contrato fue firmado y anulado por el mismo tipo, que hasta hace un par de días lo defendía.
  • Hasta hace dos semanas, nunca había sido cuestionada la concesión por dirigentes de la AFA.
  • El Estado no tiene por qué invertir guita en algo que de por sí debería ser un negocio.  Se trata de una actividad privada que es rentable en todo el mundo; también debería serlo acá y que eso permitiera financiar otras actividades de los clubes.
  • Decir que ver fútbol gratis es un derecho esencial, es una falta de respeto a toda la gente que se muere de hambre.
  • La decisión se toma de manera absolutamente irresponsable. Como si fuera un nene, Grondona ve que los clubes necesitan guita y se vende al primer postor.
  • Todos los clubes apoyan, pese a que antes nunca habían criticado los contratos con TyC (salvo honrosas excepciones).

En síntesis. No se respeta la palabra, no se piensa en el largo plazo, no hay ningún tipo de coherencia… cada vez estoy más convencido de que estamos gobernados por “Nerones” en todos los ámbitos dirigenciales.

Cómo Clarín trivializa la campaña

Clarín de hoy dedica dos páginas enteras a un sondeo de opinión entre los candidatos de la ciudad. Les hacen tres preguntas: quiénes saldrán primeros en la elección, quién será la sorpresa y quién la decepción. ¡Dos páginas enteras en la sección política, para jugar al prode!. En el mismo espacio se podrían haber hecho otras tres preguntas trascendentales. Por ejemplo: ¿Está a favor de la despenalización del aborto? ¿Hay que bajar las retenciones agropecuarias? ¿Acuerda con la baja a la edad de imputabilidad de los menores?

Esas tres preguntas ayudarían a muchos a decidir su voto. Hoy el 50% de la gente no sabe qué se vota, y estaría bueno que el diario más leído del país hiciera esa contribución cívica. Pero evidentemente es mejor que la gente piense en otra cosa.